viernes, 13 de mayo de 2022

MALVINASMALVINASMALVINASMALVINASMALVINAS POEMAS&TEXTOS

 Poemas y textos de un afiche en recuerdo del 40° aniversario de la guerra en el Atlántico Sur decidida por la junta de comandantes de la dictadura cívico militar en 1982. Publicado por la cebolla de vidrio ediciones en mayo de 2022









VIENTO DEL SUR

3 de enero de 1833

Llegaron del mar.

Otra vez no eran dioses.


Agosto – 1833

Algunos dicen que fue por la patria, otros que fue por el pan.

En el territorio, la rebelión duró un año.

En la memoria, el tiempo avanza.


1964 

En un remolino de sangre charrúa 

Rivero está naciendo.

Mira el futuro

Ve sangre originaria. 

Ve un pájaro Fitzgerald cortando el Atlántico.

Y a Miguel, enarbolando el paño con el sol y el cielo.


1966


El gaucho mira desde la estepa.

Ve cóndores que llegan y descienden.

Militantes 

que enarbolando sol y cielo

rebautizan el puerto con el espíritu de Antonio 

martes, 21 de diciembre de 2021

X EL AGUA / POETAS DEL CHUBUT

selección de textos de poetas del chubut, en pelea contra la megaminería y en defensa del agua como recurso natural social y cultural

selección de textos extraídos de las redes sociales de autores y autoras





 Amigx


Aventuradx

por adentrarte hasta el tiempo del carozo

saltando el cerco

Bienvenidx

por regresar

protegidx de membrillos

madurx de gorriones y de alas

Amadx

por la sombra de árbol que sostienes

en esta hora de sal

y de sequía.

liliana ancalao meli, comodoro rivadavia


***

Dicen en el sur - poemas desde la patagonia

 Afiche elaborado con motivo del fin de año de 2021 y la inminente Navidad. Doloridas palabras sobre un país doloroso

(selección: gerardo burton)





Flores, agua, infancia, lengua sin reparos,

digo

para que la voz filtre

la roca amarga en la punta de la boca.



Pu Rayen, ko, 

pichi que che

ayiwiyiñ 

pagkoliyiñ

pagkoliyiñ


si nos abrazáramos.

silvia mellado, neuquén

**

lunes, 29 de noviembre de 2021

popurrí (canciones * beatles&otrs), gerardo burton

poemas compuestos a partir de canciones de rock. publicado en un afiche, en octubre de 2021 por la cebolla de vidrio ediciones, en neuquén. un antecedente: beatlemania, editado con el mismo sello en 2016. al final de cada poema, está el enlace para escuchar el tema original



here comes the sun (the beatles)

ahí

viene

el sol

amor


el frío

ter-

mi-


se fue

la 

lluvia

tam-

bién

el

dolor


viene

el

sol

amor

ahí

el

sol 

(https://www.youtube.com/watch?v=GKdl-GCsNJ0)

**

miércoles, 18 de agosto de 2021

A propósito de "Wualichu", de Lydia Helander

Texto leído durante la presentación del libro "Wualichu", de Lydia Helander, el 17 de agosto de 2021 vía zoom. De la actividad participaron Patricia Saragüeta como coordinadora, Liliana Campazzo como co-presentadora y la autora, que leyó poemas. A continuación se reproduce la lectura a cargo de Gerardo Burton


Gerardo Burton (geburt@gmail.com)



Lydia Helander ya no vive en Patagonia. Pero me escuchó, en algunas de nuestras reuniones domingueras, hablar con cierto énfasis de los poetas y escritores patagónicos que yo elegía para leer. Así, decidió enviarme por correo su libro Wualichu, que transcurre en esta región cuya magia y misterio encantan, cuya gente y su historia enamoran. Lo recibí una mañana fría de este invierno atípico, seco, pandémico. Y fue una alegría, sin dudas.

Entonces, quiero agradecerle a Lydia la invitación para estar aquí esta tarde y decirle, con Liliana Campazzo, skäll (skol), salud. Dice Liliana en su prólogo que, mientras leía estos poemas, la memoria se le convertía en un bordado delicado “como encajes de Flandes, pero también una matra de lana gruesa teñida con calafate o jarilla”. Y coincidimos: éso es el poema, un tejido, un bordado y, cuando hay dolores, un zurcido. 

martes, 3 de agosto de 2021

Voces en el desierto

 Este texto pertenece a Haydée Leguizamón, integrante del taller "Romero y Laurel", que coordina Lilí Muñoz, una incansable maestra de lectura y escritura de Neuquén y la región patagónica. Se reproduce aquí por gentileza de su autora. Lo compartimos con nuestros lectores por su calidad y su originalidad. Las fotografías ilustran cómo las mujeres afganas recitan los landays, forma poética tradicional que aborda temas de amor, dolor, guerra, patria y consiste en dos versos, de nueve sílabas en la primera línea y trece en la segunda. 




En días de invierno cuando el viento golpea las ventanas y silba soledades, me cubro con poemas encontrados en Oriente.

Hay algo con aquellos espacios de velos, desiertos, camellos y misterios que llaman a mi puerta. Hay un hilo interior que me lleva al encuentro de poemas persas, sufíes y landays

Entre cadenas montañosas de un país patriarcal, hay ciudades o aldeas donde circulan versos dichos en voz baja y lejos de los hombres que someten. “Los pequeños horribles”. Así los llaman ellas.

Afganistán. Tierra de guerreros descendientes de Gengis Khan.

Entre invasiones extranjeras, guerras civiles y tradiciones primitivas, las mujeres quedaron invisibles y presas detrás del burka enrejado.

Una frase afgana sintetiza la concepción de la mujer.

            Naqis-ul-aqal

                                  Dotadas de facultades limitadas. 

Históricamente sometidas por padres, hermanos o maridos.

Niñas vendidas a viejos. Casamientos arreglados. 

Toda sociedad resiste ante la opresión.

Y es así que las mujeres afganas de la etnia pastún crearon los landays. Surgieron en los campos de refugiados. Espacios de promiscuidad, violaciones y castigos.

La fortaleza surge de la palabra. El lenguaje construye sentido.

Desde la oralidad como cantos de libertad aparecieron versos breves sobre el amor, la guerra, el castigo, la lucha, el sometimiento.

 Mujeres campesinas, universitarias, periodistas o alumnas decidieron escribirlos para que permanezcan en el tiempo y la memoria.

Detrás de los velos gasas, el horror.

Castigos de viejos a esposas niñas. La sumisión es una cualidad que se debe respetar. Se puede cortar la nariz, las orejas, o quemarlas.

   “Me vendiste a un hombre viejo, padre/ Que Dios destruya tu casa, yo era tu hija”. 

      “Gentes crueles, veis que un viejo me arrastra a su lecho/ ¿Y preguntáis por qué lloro y me arranco los cabellos?”


Las poetas tomaron recaudos ante el peligro a ser descubiertas.

Compartieron sus versos y descubrieron a James Joyce, Balzac, Tolstoi, Dostoievski en centros de costura y bordado.

El amor y el desamor se escribe. El goce amoroso espera debajo de una almohada. 

   “Brillante luna, por el amor de Dios/no ciegues a dos amantes con una luz tan desnuda”.


   “Amor mío salta mi techo y no temas nada/si se rompe, el pequeño horrible está ahí para repararlo”.


La libertad buscada en la escritura no siempre se logró. Nadia Anjuman poeta y periodista luchó por los derechos de las mujeres afganas. Fue asesinada a golpes por su esposo.

Zarmina, poeta quemada a lo bonzo. Ante la prohibición de salir, decía sus poemas por teléfono. 

Memoria, justicia, tributo.


¿Y en Occidente? ¿En América Latina? ¿En Argentina? ¿Qué ocurre con algunas mujeres?

¿Se podría construir un landay que vindique a una mujer en el siglo XXI?

Creo que un landay espera para la mujer que simbólicamente es lapidada, acusada, denigrada, insultada.

El lenguaje permanecerá a través del tiempo. La historia lo escribirá.



martes, 23 de marzo de 2021

Poesía contra el terror, afiches

Una selección de poemas que se distribuye de manera digital debido a las restricciones impuestas por la pandemia, y en papel en librerías y entre escritoras y escritores de la región.

Gerardo Burton (geburt@gmail.com)



La pandemia exige buscar formas de participación diferentes: no presenciales por menos contagiosas; distantes, pero no menos próximas. Se trata de burlar las restricciones que se imponen para eludir el virus Covid-19, burlarlo y mantener la comunicación.